,

El Precio Justo

Es un hecho más que demostrado que después de haber tomado una decisión en materia de precios, nadie está contento con ella. El motivo de esta inseguridad es que no nos podemos sacudir la sensación de que hagamos lo que hagamos, siempre estamos en condiciones de perder algo.
Si fijamos los precios demasiado altos perdemos clientes, si los fijamos demasiado bajos perdemos margen. Esta es la cuestión: perder márgenes o perder clientes. Una buena estrategia de precios debe buscar la salida a esta dicotomía y requiere, como dice la canción, tiempo y dedicación.

Descargar PDF